16 de octubre de 2007

El duro trabajo de librero *

Me escribe un amigo librero (de los de verdad) y me envía el fragmento de una carta de otra librera de verdad. Tiene tan poco desperdicio que no puedo resistirme a compartirla con vosotros.

«Y es que el trabajo de librera es muy duro... hay días en que parece que los mejores clientes se han puesto de acuerdo para venir a verte. El sábado pasado empecé la tarde con una señora que pidió "un libro de los bichos rastreros esos". Le pregunté qué "bichos" y me dijo: "sí, hombre, de las cucarachas y los bichos rastreros que hay en las casas, si salen de noche, cómo crían...”. Continuamos con una pareja que quería 35 sombreros de copa, Miguel Mihura. Pasé por alto el error y les di Tres sombreros de copa... y ellos me dijeron ¡que no era el mismo libro que les había encargado su hijo! Después me pidieron los cuentos de "Grease" (se referían a los cuentos de Cheever) y al final de la tarde vino una señora a decir: "Me han dicho que hay un libro que se llama 'Venus' de una tal Carmen que es de Mataró." Pero lo mejor es que mientras íbamos a buscar el libro "La muerte de Venus" de Care Santos me explicó que se lo habían recomendado unos amigos de Torelló porque pasava en Mataró y le habían dicho que esta chica, la tal Carmen, había diseñado los turrones de la pastelería Ca L'Uñó...
En fin! Aunque los libreros tampoco nos quedamos cortos... un día, buscando qué ediciones teníamos en la librería de Rinconete y Cortadillo encontré una edición entrada en la base de datos como Rinoceronte y Cortadillo...»

En la misma carta, la librera dice adjuntar «otras perlas de clientes a la hora de pedir libros», recogidas al correr del tiempo:

-Las leyendas de Gustavo (por "Leyendas", de Gustavo Adolfo Bécquer)
-L'ombra d'Ali, el Vell (por L'ombra d'Alí Bei, de Albert Salvado)
-Pà torrat, por "Pà negre", de Emili Teixidor.
-Contra el viento, de Zafa (por "La sombra del viento", de Carlos Ruiz Zafón)
-Perdre la cartera, de Barbal (por "Pedra de Tartera", de Maria Barbal)
-La dona que no té nas (por "La dona tenaç", de Montserrat Tura)
-Biografía 1 y 2, pero no recuerdo el autor, es para mi nieta (por la Biografía de U2)
-El cor de les tenebres de Josep Conrad (pronunciado en catalán, Jusép Cunrát, para entendernos)
-Homenots, de Albert Pla (por "Homenots", de Josep Pla.
-Un libro del que sólo sé el título: Antología poética.

¿Tenéis más anécdotas semejantes? Os animo a que las compartáis con los navegantes de este sinpar sitio virtual.

* Gràcies, M., per permetre'm publicar aquest grapat de genialitats. I gràcies, T., per l'intermediació.

8 comentarios:

c dijo...

Una chorrada. BUP, un amigo se compró el "Sombrero de tres picos" en lugar de "35 sombreros de copa"

Carmen de Ca l'Uñó, "Perdre la cartera" me parece muy bueno.

i dijo...

cuando trabajaba en un videoclub más de una vez me dijeron que como era que la cinta de vídeo tenía dos películas, la del título de la cubierta y la de la contracubierta, la que se llama "sinosi". De estas anécdotas hay muchas, pero una de las que me ocurrió me costó mucho resolverla: una mujer que me pedía la última película de Julia Robles. Después de unos minutos angustiosos llegué a la conclusión de que se refería a Julia Roberts!

martina dijo...

pues anda que cuando en la biblioteca vienen los usuarios y te piden ese libro rojo que teníais en aquella mesa aquel día que llovía, de aquel autor que una vez salió en el periódico...

Maria Escalas Bernat dijo...

Recuerdos de una ninja, por "memorias de una Geisa". Se lo pidieron a mi prima, librera en Palma de Mallorca

Óscar E. dijo...

Parece un chiste, pero yo conozco una gran librería-papelería donde alguien pidió las Cartas Marruecas y le dijeron que sólo tenían barajas españolas.

Ernesto Guajardo dijo...

Hay de todo en la viña: Hace muchos años, en una librería de viejos, se me acerca una solícita chica a consultarme qué ando buscando. Yo le digo "ensayos", ella se queda pensando un momento y me dice: "ah, no, ese no lo tenemos...".

Desde hace unos meses busco La novela histórica, de Giorgy Lukács. En una gran librería (de esas que tienen cadena a nivel nacional y todo) consulto por el dichoso libro. Me dicen que no tienen ese título, pero sí otras obras del autor. Bien, me digo, sublimemos... Me traen un libro sobre George Lucas...

¡Lo del libro rojo y las cartas marruecas son escenas simplemente geniales!

Care dijo...

Sois estupendos. Gracias por vuestra participación.

ana dijo...

jejeje
yo que he sido bibliotecaria he sufrido personas que querían libros subrayados del depósito porque no tenían tiempo para estudiar, personas que buscaban en la biblio de bellas Artes libros de Salvador(-¿dalí?- no nuestro salvador el señor jesucristo), personas que no encontraban la Ilíada porque buscaban una novela y doctores que nos escribían para que cambiáramos la materia de su tesis por que no les gustaba.