14 de marzo de 2011

Cita a las doce y dos

Siempre queremos irnos, y cuando el lugar adonde queremos ir carece de nombre, cuando es impreciso y no vemos en él limite alguno, lo llamamos libertad.




Elias Canetti
Libro de los muertos

1 comentario:

Begoña dijo...

Creo que la mayor sensación de libertad se da al escribir. Se crea un mundo que solo al plasmarlo ya es.
Saludos