7 de marzo de 2011

El último Supermami (Mujer Hoy)

3 comentarios:

Begoña dijo...

Una abuela secuestranietos es sin duda la más adorable de las abuelas. Una de las que nunca se olvidan :), ni tan siquiera cuando ya no están.
Saludos

Rebeca dijo...

Yo pasé la mayor parte de la infancia (fines de semana y vacaciones) en el pueblo de mi padre, bajo las faldas de mi abuela, y no sólo la sigo teniendo muy presente a pesar de su muerte en el año 1998, sino que comencé a escribir relatos tras su muerte hasta el día de hoy.
Es el ángel de la guarda que se esconde dentro de mi corazón y me ayuda a ser la persona que quiero ser.Junto con mi pareja, de las personas más importantes de mi vida.
Por lo que a las abuelas de verdad, a esas nunca se las olvida, a veces se las recuerda más que a los propios padres...
(Mi opinión)

Ya tengo mi recorte!como siempre!!

Un abrazo Care, y suerte mañana!!

Rebeca.

DOLÇA dijo...

Yo también soy de las que piensan que un día me convertiré en una abuela secuestranietos... :)