8 de marzo de 2007

El preámbulo a algo que estoy escribiendo ahora

Desde el origen de los tiempos hay una cifra mágica que nos gobierna en silencio: el 12.
I) 12 veces al año recorre la luna su camino interminable alrededor de nuestros sueños, y cada uno de esos períodos recibe un nombre diferente.
II) 12 horas de luz brillante dan lugar al día. Otras 12 transcurren en la oscuridad, inventando la noche. La plenitud siempre es el 12: la medianoche, el mediodía.
III) Las 12 de la noche es la puerta misteriosa que conduce a otro tiempo.
IV) 12 estrellas rigen nuestros destinos: Aldebarán, Antares, Régulus, Cástor y Pólux…; cada una de ella representada por un símbolo: el toro, el escorpión, el león, los gemelos…
V) 12 animales mágicos habitan el cielo: unicornio, dragón, hipogrifo, basilisco, cerbero, hidra, grifo, kraken, mantícora, quimera, tarasca, fénix y sirena. (Si alguno cuenta trece, deberá demostrar cuál de ellos finge ser lo que no fue jamás). De tarde en tarde, por cierto, todos ellos salen a pasear por la faz de la tierra. O tal vez siempre han habitado aquí, pero sólo los elegidos saben reconocerlos.
VI) 12 tribus o linajes dicen que dieron origen a todos los pueblos conocidos.
VII) Los lugares guardados detrás de 12 puertas, cerradas cada una de ellas con 12 llaves, esconden secretos mágicos incluso para quien no sepa verlos.
VIII) Los dados que gobiernan los destinos de todo lo que vive tienen 12 caras.
IX) 12 son las verdades que esconde el mundo a sus moradores. 12 las pruebas que habrán de superar en su camino hacia la sabiduría.
X) 12 opiniones sabias y justas nos libran de cualquier error. Por eso 12 personas justas y sabias son el consejo que cualquier gobernante necesita. El trabajo en equipo lleva el signo del doce, pero a veces también puede conducir al sacrificio, el dolor o el miedo…
XI) Todo lo que hay sobre la faz de la tierra se encuentra en 12 libros esenciales. Todo está en sus páginas.
XII) Doce veces cada doce años, 12 serán los elegidos. Aunque deberán aprender el camino de la sabiduría. Del mismo modo, tampoco jamás faltó entre ellos un desleal, un traidor. Por eso el 13 siempre ha sido el peor augurio, el innombrable, la cifra de la peor suerte, del olvido y la muerte. Si has tenido la desdicha de caer en él, sáltalo y olvídalo tan rápido como puedas.

9 comentarios:

yepetta dijo...

se titulará "doce"? jajaja
pues mucha suerte, tiene una pinta estupenda, y misteriosa

Anónimo dijo...

Los babilonios utilizaban un sistema de numeración basado en el 12. Ellos nos legaron sus medidas para el tiempo que están basadas en el 12. 12 meses del año con días de 24 horas, horas de 60 minutos y minutos de 60 segundos. Todo múltiplo de 12, igual que los grados de una circunferencia, 360, que también es múltiplo de 12.

Y yo siempre me había preguntado ¿por qué doce? Casi todos los sistemas de medida antiguos están basados en características del cuerpo humano. El pie, la pulgada, el codo, etc. Incluso nuestro sistema métrico decimal obedece a que tenemos diez dedos en las manos. Ahora bien, ¿doce? ¿Qué peculiaridad de nuestro cuerpo conduce a contar en grupos de 12? Bueno, pues hace poco que lo he averiguado y es curioso. Si te interesa, cara Care, te lo cuento.
César

L dijo...

Existen muchos números con su particular historia, solo debemos pararnos a pensar hasta que punto aparecen en nuestras vidas.

Me gusta lo que dijiste del 12, da mucho juego y abre un campo a nuevas expectaticas

un saludo

Tzaviere dijo...

Ejem... y yo nací el día doce del mes doce del año...

Anónimo dijo...

César,

¿10 dedos + dos cojoncillos? :)

Séfora dijo...

Y yo naciendo un día trece... qué mala pata xD

Leo dijo...

Ánimo con el proyecto. Al fin me entero de la causa de la superstición del trece...
Un saludo

Gregorio Verdugo dijo...

Me gusta el planteamiento inicial, porque detrás de los números siempre hay historias, cuentos.
12 es el resultado de 6 más 6, el número satánico por excelencia, es decir, doblemente demoníaco.
12 es también múltiplo de 3, que es el número con más larga tradición cabalística.
Y así podríamos seguir hasta el infinito, que representa todas las fábulas que se esconden en los números.
http://www.enunblog.com/Aguirre

Anónimo dijo...

Por no hablar de la eterna Ley de los 5 del Discordianismo: todo ocurre en 5, o se relaciona de alguna manera, o es divisible o múltiplo de 5.

El 12 por ejemplo, como dice Gregorio, sería 6 + 6 y el 6 está al lado del 5.

O 12 es 10 + 2. 10/2 = 5.

O 12 es múltiplo de 3.
3 puede se relaciona con el 5 al sumarle 2 (el del 12 mismo) y si al 2 (el del 12 mismo) le sumamos 1 (el del 12 mismo) tenemos 3.
Y el 1 es 5/5 = 1.

El 5 está en todo. Sólo hay que buscar :)