23 de mayo de 2007

El mar: puerto y horizonte



Fotos: Claudi Santos Torres. Diciembre 2006.

7 comentarios:

Conde Niño dijo...

Después del puerto, el mar; después del mar, el horizonte; y después del horizonte, la trastienda de la imaginación.

raul sala navas dijo...

Buenas Care,
Pues fui el otro dia a la presentación del libro en robafaves... por desgracia, me enteré de dicha presentación después de ver publicidad pegada en un poste mientras subia por la Pl. Santa Anna y como no llevaba el libro encima no me pude acercar a que me lo firmaras... una lastima sin duda.
La presentación muy interesante y entretenida. Así que sólo me queda saludarte (al final mi novia y yo no nos atrevimos a interrumpirte para saludarte, porque había mucha gente que te conocia y nos dio corte). Un abrazo muy grande!

Anjana dijo...

Wow qué fotos Care!!! qué calma dan...

y qué puerto es??...bueno, la verdad es que no importa, aún no conozco un puerto que no me guste...

Y la verdad es que no lo valoramos tanto como cuando estás lejos de la costa.... :(

...ni caso...estoy tristona...son dos años sin volver por casa y se echa de menos... hoy es mi cumple asi que, si no te importa, me apodero de una de las imágenes y me la pongo de fondo de pantalla como autoregalo... a ver si me animo o me deprimo más!

besitos y buen dia guapa!!

c dijo...

Felicidades anjana

Anjana dijo...

Gracias Care!

nunca adivinarías lo que estoy a punto de leer ahora mismo (me lo acaba de traer mi marido de la biblioteca que llegó por préstamo intra-bibliotecario), pues tu:
"Variaciones sobre el montaje de una mujer articulada" a ver si me sirve para terminar el capítulo final!! qué nervios! qué retraso!

besos

c dijo...

Anjana, en el exterior ni injertándome pechos de silicona me confundirías con Care. De cualquier forma, me quedo con los besos

Care dijo...

Con retraso, esta vez sí: FELICIDADES, ANJANA.
Espero que no te asustaras mucho con el perverso cuento qu te llagó por préstamo interbibliotecartio.
Raul: Tirón (ligero) de orejas. ¡Quiero conocerte!
Las fotos, navegantes, son de mi hermano mayor, uno de los (pocos) puertos de mi vida. Le pediré que entre y vea vuestras palabras.