20 de febrero de 2011

Exégesis


Los exégetas judíos que atribuyen, sin lugar a dudas, la culpa de todos los males del mundo a Eva, por merodear sola por el paraíso y entablar conversación con el primer bicho que se le puso a tiro (la serpiente, es decir, el demonio), entonan un curioso mea culpa al reconocer que Adán no estuvo muy brillante en todo este asunto, puesto que se durmió. Mientras Eva andaba de aquí para allá, curioseando, ¡él dormía a pierna suelta! No, no estuvo a la altura. Estoy de acuerdo con los exégetas.

Y me pregunto: ¿no sería la cosa más bien al revés? Adán y Eva se sentaron bajo un árbol al calorcito del sol del paraíso. Eva tenía ganas de charlar, comentar cómo le había ido el día, hablar del bien y del mal (perdón, que éstos no estaban inventados), especular sobre el sexo de los ángeles... y él, cansado de una dura jornada sin hacer nada, se quedó dormido en mitad de la conversación.
Eva podría haber montado una escena, pero en lugar de eso se fue a dar un paseíto por el paraíso. Después de merodear un rato, tropezó justo con lo que estaba buscando: una amiguita dispuesta a mantener una conversación.

De modo que rectifiquemos: todos los males del mundo vienen de que Adán era un muermo.

* La imagen de hoy: un momento de la tertulia

8 comentarios:

Ainnoa♥ dijo...

Care! desde hace poco me estoy leyendo libros tuyos, me gustan mucho

un beso!:)

Artemisas' Project dijo...

completamente de acuerdo!!!

Belén dijo...

jajajaj

claro que sí! lo tendré en cuenta para comentárselo a la gente, así poco a poco empezamos a cambiar la mala imagen de Eva

Saludos!

Balovega dijo...

Hola y buenas noches...

Pasaba por estos lares y entre a saludarte y leerte... ha sido un placer .. volveré !!..

Un saludo de bellos sueños y bella semana

Javier dijo...

Hola Care:
Me ha gustado ese nuevo giro a la historia de "La caida", la tuya tiene mas gracia y -en vista de la sociedad que vivimos- parece mas posible.
Recibe un beso

Rebeca dijo...

Si creyese en Adanes y Evas, diría que Adán era un verdadero muermo, y Eva, como las mujeres, demasiado curiosas para estar quietas!!jejje

Nuestro ansia de curiosear!!que seríamos sin él!!Nos aburriríamos MUCHO!!

Un abrazo Care!

Rebeca.

Begoña dijo...

Una buena interpretación del principio de los tiempos sin duda :)
Saludos

Concha Huerta dijo...

Siempre he pensado que Eva pecó aburrida de las vacaciones eternas que le habían tocado en el paraíso. Si fuera por Adam, la humanidad estaria en el mesozoico... Un saludo