26 de febrero de 2011

Queda muy poco


Esta es la (¡preciosa!) cubierta. La cara de la (ansiada) criatura. Lo mejor que he hecho hasta hoy, estoy segura. Puede que mi novela más emocionante. Desde luego, la que más me ha costado, en la que más empeño he puesto, la que más disgustos y alegrías me ha dado. Murió y resucitó un par de veces. Buenos amigos la salvaron de la quema. Luego, de pronto, un día me di cuenta de que había hecho bien en hacerles caso. Valía la pena pelearse con estas páginas rebeldes. Puede que una novela terca, de parto difícil, termine por ser una mejor novela, ¿no créeis?
Es para mí una alegría enorme y un gran orgullo presentarla aquí antes que en ninguna otra parte. Ayer vi el primer ejemplar y sentí una emoción profunda, como si fuera mi primer libro. Es una edición preciosa, donde todo es un acierto: la maquetación, las tipografías, las guardas, la foto de contracubierta, los textos de solapa... Es un libro bellamente editado.

Quiero aprovechar esta mañana de sábado transhumante para agradecer a mi editora, Miriam Vall, el empeño personal que ha puesto en que sea así y a todo el equipo de Editorial Planeta su gran trabajo, de los correctores a los responsables de prensa. Mi último descubrimiento ha sido Laura Franch, que es a la literatura contemporánea el equivalente a una de esas saludables lluvias de verano son a la meteorología: mientras dura, sabes que es fantástica, pero cuando pasa, te das cuenta de hasta qué punto lo ha sido. A ella y a Alba Fité, a quien conozco desde hace años -aunque nunca habíamos compartido confidencias-, quiero dedicar esta entrada de hoy, por el mucho trabajo que nos espera y por los buenos augurios.

Salud, compañeras. Me encanta que esto ocurra a vuestro lado.

8 comentarios:

Rebeca dijo...

¡Estarás super emocionada!, no es para menos!!

Con ganas de leerla ya, después de ver tantas fotos, guardas...hay mucha intriga!!

Un abrazo Care!y Enhorabuena!!

Rebeca.

J. G. dijo...

el lector gratuito es el amigo y contacto, el que paga sólo es un número más, un sin nada y don nadie, curiosamente gente de la talla de Marías, Olmos o Vila - Matas ahí están autorizandose para todos los públicos sin selectismos.

felicidades, soy el mero comprador

Fernando Alcalá dijo...

Tengo tantas ganas de leerla!

Belén dijo...

¡Enhorabuena Care! Ya lo pillaré por ahí...

javier dijo...

¡Ya estás en el Olimpo de los grandes! Has escrito una gran novela y tengo ganas de recomendarla a todos mis clientes.

Airama dijo...

Felicidades!

Antonia Romero dijo...

¡Qué envidia!
Sanísima ¿eh?

Felicidades!

ginesvera dijo...

Enhorabuena y que tengas mucho éxito. Me ha gustado ese comentario de que sentiste tanta emoción como si de tu primer libro se tratase. Eso es que realmente ésta es la más sentida. Enhorabuena de nuevo y gracias por compartirla con nosotros, los lectores. Un saludo desde Valencia.