10 de abril de 2011

Epistolario amoroso entre el bachiller vallisoletano Juan de Azcárate, ido a Indias en el año de 1580 y Doña Encarnación Chinchilla, quien, enferma de ausencia, profesó como novicia en el Convento Dominico Madre de Dios, de Olmedo, en el año 1584, tomando el nombre de Sor Ángeles *

SONETO PRIMERO
EN EL QUE EL BACHILLER SE PROPONE ESCRIBIR
UN SONETO A SU AMADA Y CUMPLE SU PALABRA

En este mismo instante yo prometo,
pues que de mí os burláis, dulce enemiga,
constataros mi ardor por vuestra vida
en los catorce versos de un soneto.

Aquí estoy, empezando otro cuarteto
(no digáis nada, permitid que siga)
ya que el momento de decir arriba
y presto anhelo daros el secreto.

Si en los tercetos aún no lo he soltado
tal vez es que no oso abrir la boca
por miedo a verme triste y rechazado.

O acaso sea que el enamorado
que ha de ceñirse a palabra tan poca
llega al final sin haber empezado.



SONETO CUARTO
EN EL QIE EL BACHILLER SE MUESTRA EN DESACUERDO CON SU CONTEMPORÁNEO 
DON LOPE DE VEGA Y CARPIO

Habla Lope de amor como furioso
y dice que, además de tierno, esquivo
y mortal, es Amor difunto vivo
y aun leal dice que es, y hasta animoso.

Nunca expurgué en el bien centro y reposo
ni mostréme a la vez humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo
y aunque ya satisfecho, receloso.

¿Se contradice Lope o yo me engaño?
Ni veneno caté, ni licor suave
Aproveché el provecho y odié el daño;

no plantéeme do el infierno cabe
y si una vez dañóme el desengaño
fue al saber que de amor, Lope no sabe.



* Este par de sonetos, y varios más, formaban parte de un proyecto de novela que abordé hacia 1996 y que nunca terminé (creo que por fortuna). Además de los versos del supuesto protagonista, escribí media docena de capítulos que duermen en los archivos. Ayer hice limpieza y reaparecieron. Os los dejo aquí, por si os apetece tener una lecturita de aires falsamente clásicos.

2 comentarios:

Rebeca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca dijo...

Gracias por recuperarlos y mostrárnoslos.
Menudo trabajo que te habrá llevado, yo soy negada para la poesía,(si no son versos libres xD), no soy capaz de expresar bien mis sentimientos, si tengo que medir las palabras, arrejuntarlas, rimarlas...bufff un caos...

La prosa y yo nos llevamos un poco mejor!!;-)

Saludos,

Rebeca.