4 de abril de 2011

Parte de una entrevista sobre viajes que he contestado hace poco

1. ¿Cuál ha sido su mejor experiencia viajera? ¿y la peor?1.  ¿Le gusta viajar? ¿Qué busca en un viaje?

Mis viajes favoritos son los que hago sola, casi siempre en alguna fase de documentación. Acostumbro a leer y escribir mucho, me resultan muy nutritivos y siempre me sirven para clarificar mis ideas con respecto a la historia que tengo entre manos, o para resolver algún entuerto argumental que en mi escritorio no sabía cómo resolver. Me inspira la soledad y –aunque suene raro- los desplazamientos largos. También disfruto mucho viajando en familia, pero eso es otra cosa.

2. ¿Se siente turista o viajera cuando sale?

Detesto sentirme turista. Huyo por sistema de los lugares donde hay muchos turistas. No me gusta viajar cuando lo hace todo el mundo. No tomo fotos de los monumentos conocidos. En una ciudad que no conozco, me gusta hacer las mismas cosas que hago siempre: visitar librerías de viejo, ir al cine o al teatro, cenar en lugares poco concurridos… y pasear durante horas, observar los detalles, a las personas, conocer a la gente, visitar los mercados...

3. ¿Planifica sus viajes o prefiere conservar un punto de improvisación y sorpresa?

Prefiero planificar porque no suelo tener mucho tiempo. Si te organizas un poco sacas más partido de la visita, sea a donde sea. Más aún cuando persigues lugares o informaciones muy concretos, y hay que asegurarse de que van a estar allí.

4. ¿Cuál es su destino favorito? ¿Dónde no ha estado nunca y está deseando conocerlo?

Me gusta visitar Nueva York, si puede ser, una vez al año. Es una ciudad que siempre me recarga las pilas, algo así como una terapia contra el aburrimiento. Hay muchos lugares que deseo conocer y en los que aún no he estado. Polonia, por ejemplo. Sueño con pasear por Cracovia en invierno.

5. Aparte de lo corriente, ¿qué mete en la maleta cuando se va de vacaciones?

Un cuaderno, varios libros, mi ordenador portátil (casi siempre), unos zapatos para caminar, una pluma estilográfica y varios fulares de colores diferentes.


6. ¿Qué tipo de lectura prefiere? ¿Es la misma que se lleva cuando viaja?

Guardo para los viajes largos las novelas extensas cuyos autores sé que no van a defraudarme. Prefiero ir sobre seguro. Y siempre llevo uno o dos libros de autores del lugar que voy a visitar. Es mi manera de empezar a familiarizarme con mi destino.

* En las tripas de ese monstruo de hierro crucé el Atlántico la última vez.

2 comentarios:

Rebeca dijo...

El miedo que me produce ese cacharro de hierro!!Bufff
Con mi viaje a Italia, quité un poco el miedo, este verano con mi viaje a Escocia quizá le quite un poco más,...y llegue a acostumbrarme, aunque no lo creo! ;-)

Menos mal que tengo la mano de mi pareja, y una libreta para escribir mis chorradas, y así no pensar que estoy en el aire...

Sería incapaz de viajar sola.

Un abrazo,

Rebeca.

Concha Huerta dijo...

Que casualidad. Yo también llevo libros de autores del pais al que viajo. Un abrazo