19 de mayo de 2011

Cómo viajar a Quito y no ver Quito

Estos días participo en un Encuentro Internacional de Escritores de Literatura Infantil y Juvenil en Quito (Ecuador). Muy interesante y bastante maratónico. Será porque el evento se inscribe en un festival estupendo llamado Maratón del Cuento, que este año celebra su sexta edición. 
Como no hago otra cosa que escuchar colegas conferenciar, conferenciar yo misma, comer en grupo con los colegas, inaugurar cosas y alguna que "otra hierba" extraña (como cenar en la embajada, anoche) no se puede decir que haya visto mucho de Quito: la vista desde mi habitación del hotel, el tramo que separa el hotel del centro de congresos donde paso el día, una lomita donde estuve anoche, tan brevemente que ni me aprendí su nombre... No he podido dar ni un paseíto, aunque esta tarde voy a escaparme sin decirle nada a nadie, a ver si consigo ver el maravilloso centro de la ciudad, el primero en ser declarado Patrimonio de la Humanidad, hace más de 30 años. En fin, os dejo algunas de las imágenes que le he robado a esta estancia. En otra entrada, menos frívola, compartiré algunas de las interesantes palabras que se han pronunciado aquí ayer y hoy.





2 comentarios:

Rebeca dijo...

¡Qué cielos! Las dos últimas fotos, de la luna entre tanta oscuridad, y de las nubes con los rayos de sol penetrándose en ellas haciéndolas brillar, son preciosas!!

Estaré alerta a tu próxima entrada.

Disfruta y pásalo genial Care (aunque sé que lo harás).

Rebeca.

TORPEDO dijo...

Geniales fotos, Care.
¡Disfruta al máximo!

PL