23 de septiembre de 2011

De "Alexis o el tratado del inútil combate", de Marguerite Yourcenar

Dicen que en las casas viejas siempre hay algún fantasma; yo nunca vi ninguno y, sin embargo, era un niño miedoso. Quizá comprendiese que los fantasmas son invisibles porque los llevamos dentro. Pero lo que hace que las casas viejas nos resulten inquietantes no es que haya fantasmas, sino que podría haberlos".

1 comentario:

Rebeka dijo...

Siempre llevaremos algún fantasma dentro. Pero esos fantasmas aunque sean invisibles son los que nos ayudan a vivir.

Sentirlos los siento, pero no sé qué haría si vería uno...;-)

Un beso gigante!!