30 de junio de 2012

Supermami de junio


2 comentarios:

Rebeka dijo...

Ya lo tengo guardadito.
Todos tenemos algún miedo que nos hace pequeñitos cuando se manifiesta.
Creo que hay uno en el que todos coincidimos y que solo cuando somos niños, no tenemos.

El miedo a la muerte.

A veces me gustaría regresar a la infancia para ser tan loca y tan atrevida como entonces. Nada me paraba.

Un abrazo Care.

Begoña dijo...

La famosa escena de la niña que gira la cabeza por completo me pareció tan espeluznante que nunca la quise ver.
Con ese tipo de películas no puedo. Me horrorizan hasta el punto de dejarme durante años sin dormir bien.
En cambio mis hijos sí la vieron.
El mundo algunas veces, sucede al revés.
Saludos