1 de noviembre de 2012

Mirada nocturna


Vuelves a casa.
Hubo un tiempo en que sólo pensabas en huir.
Ahora, en cambio, sólo piensas en volver.
Una casa es el lugar donde eres esperado.
Pero no sólo eso. También es el lugar al que deseas regresar.


 

3 comentarios:

Rebeka dijo...

Solo en casa nuestro corazón se siente completo al final del día. No importa nada más.
Porque nadie nos querrá más ni nos valorará más que aquellas personas que nos esperan en casa.

Volver a casa y que nos esperen es un regalo, un verdadero lujo.

Abrazos Care.

mar dijo...

qué gracia la foto. conozco el lugar y me gustó tu lectura de ello, esa mirada nocturna.

que bueno regresar a aquello que denominan hogar. no hay mejor lugar.

PULGACROFT dijo...

Qué gran verdad...no hay sitio como el hogar.