8 de mayo de 2013

Care Santos: "El tiempo que paso con mis hijos es el único que no siento estar malgastando"


Todomundopeques me entrevista. Con su permiso, hago un copiar y pegar... ¡y aquí la tenéis! Es una entrevista un poco diferente, centrada en cómo compaginar estas dos vocaciones tan imposibles de casar que son la maternidad y la escritura. 
Si queréis leer la entrevista en su ubicación original, AQUÍ
Si queréis ver el blog TODOMUNDOPEQUES, AQUÍ.


TMP.- Mamá y escritora… esto es como rizar el rizo… ¿cómo te organizas los tiempos?, ¿tienes algún tipo de horario que te marques tú o cuando se puede?¿escribes en casa o fuera?... ¿cómo lo haces? (se nota que yo solo lo intento… no hay manera, oye… je,je,je)

C.S.- La clave es ser muy organizada. Marcarse un horario para todo (¡y cumplirlo!). Saber dosificarte. Renunciar a algunas cosas (las aficiones, el tiempo libre, tus egoísmos). Aprender a aprovechar los ratos compartidos al máximo. Y ser muy autoexigente cuando te pones a trabajar: ni una distracción, ni un minuto perdido.
Escribo en casa, ahora que tengo una casa más grande y dispongo de espacio, pero cuando estoy escribiendo prohibo las visitas a mi estudio... Incluso las de mis hijos. Mi marido me ayuda, ejerciendo de centinela. Antes, durante años, me “exiliaba” para escribir: me iba a un monasterio varios días todas las semanas.

TMP.- Escribes para jóvenes y para adultos… es evidente que los temas son distintos pero ¿la forma de escribir y la forma de expresarlo también lo son?

C.S.- Los jóvenes son, a efectos de lectura, adultos. No hay que hacer concesiones, ni facilitarles las cosas en exceso. La lectura debe ser un reto o se vuelve algo muy aburrido. La diferencia la marcan los niños. Para escribir para ellos hay que ver el mundo con sus ojos. Y eso requiere un esfuerzo muy grande, y es muy complicado.

TMP.- Tus hijos ven la vida a través de sus ojos… como todos los niños… ¿influyen en tu forma de narrar?¿en tus temas de inspiración?

C.S.- Son mi principal tema de inspiración, y no sólo en las novelas para niños. Por supuesto que influyen... En todo en absoluto, desde mi manera de vivir hasta mi manera de disfrutar.
¿Cómo no van a hacerlo? Los hijos te cambian la vida por completo.

TMP.- Se habla mucho de que nuestros hijos, en la escuela, fallan por el asunto de la “comprensión lectora”. Como mamá escritora ¿cómo ves esta realidad?¿qué te parece lo que está pasando en la escuela pública española?

C.S.- Creo que tenemos la suerte de contar con unos magníficos intermediarios y prescriptores.
Los maestros y profesores están haciendo un trabajo formidable por la lectura, están creando lectores y grandes vocaciones lectoras. Y lo hacen gracias a su esfuerzo y su tesón. Si no fuera por ellos, tal y como está el panorama, no sé qué sería de nosotros. Creo que debemos estarles muy agradecidos. Y apoyar su trabajo tanto como podamos.

TMP.- Care, tengo que aprovecharme… Hace unos días, una mamá bloguera comentaba que entre sus libros de cabecera, esos que se pueden releer y que se deben leer como mínimo una vez en la vida, le costaba mucho encontrar a buenas autoras hablando de mujeres de nuestro siglo, actuales, como nosotras… Yo quiero saber cuáles son tus autoras de cabecera… 

C.S.- Muchas. Natalia Ginzburg, Rosario Castellanos, Cristina Fernandez Cubas, Fred Vargas, Margaret Oliphant (y varias autoras victorianas de su generación), Emilia Pardo Bazán, Rosa Chacel, Ana María Matute...

TMP.- Hace tiempo te leía en un periódico, escribir sobre lo bueno que es el aburrimiento para nuestros peques. Me encantó tu planteamiento y lo volqué en un post, creo que te lo conté… pero me gustaría que nos explicaras un poco cuál es tu teoría (que por supuesto, comparto y pongo en práctica con mis peques…)

C.S.- Mi teoría es que el aburrimiento genera cosas buenas porque deja tiempo para pensar qué te gustaría hacer. Mis hijos no están de acuerdo, lo advierto. Yo creo que los niños con las agendas a rebosar, que siempre tienen mil cosas que hacer, no pueden plantearse qué les apetece. Como madre, soy poco partidaria del exceso de actividades fuera del horario escolar.  Debe quedar tiempo para ver pasar el tiempo.

TMP.- Y cuando tienes un rato de ocio con tus hijos ¿leéis?¿escribís?... ¿y qué más cosas os gusta hacer juntos?

C.S.- Cocinamos. Paseamos. Nos gusta cuidar del jardín (son muy buenos jardineros). Nadamos. Vamos de compras a nuestras tiendas favoritas (por ejemplo, de cómics). Salimos a merendar. Dibujamos. Leemos en voz alta, con gran teatralidad, a veces. Ellos son buenos oyentes, incluso de obras muy sesudas, según he podido comprobar, y es bueno leerles para ver su reacción. Vemos películas seleccionadas. La verdad es que podría seguir, porque hacemos muchas cosas juntos. El tiempo que paso con mis hijos es el único que no siento estar malgastando. 


2 comentarios:

Begoña dijo...

No me quejo, pero mi centinela suele vigilarme para que no escriba. Parece tener la sospecha de que escribo cosas que nunca debiera escribir. Quién sabe...

En todo caso entre tu centinela y tú estáis logrando muy buenos trabajos.
Besos

Rebeka dijo...

Una gran labor. Tu tiempo nunca será malgastado. Piensa que gracias a tus escritos otras personas evolucionamos, y tus hijos cuando sean mayores y lean tus libros dirán...Pedazo mamá que tengo.

Alucinarán en cómo has empleado tu tiempo. Haciéndolos los más felices, compartiendo con ellos tiempo, actividades y enseñanzas, y escribiendo obras magníficas!!

Compaginar ambas tareas, escritura y maternidad tiene que ser algo muy complicado, y es algo por lo que hay que alabarte.
No miento cuando digo, que otras madres, con mucho más tiempo libre y sin ser escritoras, nunca serán ni la mitad de madres que tú.

Un abrazo!