5 de junio de 2011

Cita a las doce y dos

A medida que uno adquiere mayores recursos técnicos, se embarca en proyectos cada vez más difíciles y tiene la sensación de que la dificultad del trabajo, en lugar de ir desapareciendo, aumenta cada vez más: o así me ha ocurrido a mí al menos. Si el escritor se deja llevar por la impaciencia al desarrollar la idea que tiene o al valorar lo que escribe, es que ha olvidado cómo se escribe narrativa.


Para ser novelista
John Gardner

2 comentarios:

Arrowni dijo...

Y la antitésis: Un libro se puede escribir solo en cierto momento, si esperas voluntariamente, ya es otro libro.

Begoña dijo...

Muy cierto.
Saludos