14 de enero de 2008

Estrenos

Bienvenidos, navegantes. Como veis, estamos de estreno: año nuevo, blog nuevo. Tercera temporada. 570 entradas, ¡se dice pronto!, tercer año en este sitio virtual que a veces me parece más real que yo misma. Espero que os guste el título (que es el de siempre, pero "oficializado"), las imágenes y todo lo demás. Por fin he hecho los deberes y he vuelto a completar la lista de enlaces, de modo que por ahí estáis los imprescindibles (aunque siguen faltando alguno que iré incorporando). La imagen de ese cielo tan espectacular la tomé el pasado mes de agosto saliendo de Reykjavik. Y con respecto al diseño, he elegido uno que permita leer con más comodidad, pensado para los miopes como yo (que somos legión) y haciéndome el primer buen propósito del año: postear más textos y menos fotos. No sé para qué me empeño en escribir de todo y en todas partes cuando los realmente importantes sois vosotros, navegantes.
Por lo demás, las vacaciones navideñas han pasado entre la revolución doméstico-infantil y un colapso de trabajo que me ha tenido retirada del mundo. Algunos -lo sé- pensáis que igual me he muerto, porque llevo sin dar señales de vida no sé cuánto. Estaba condenada a galeras -para elegir la terminología que utilizaba Verdi en esos doce años en que compuso varios millones de óperas- y no podía levantar cabeza del documento de word que me tenía mareadita. No penséis que sois los únicos que me regañáis: también mi masajista lo hizo ayer tarde, al intentar desatar un nudo gordiano de mi omóplato izquierdo durante unos 15 minutos de doloroso masaje. Es que no se puede trabajar tanto. Por primera vez en mi vida lo digo en serio. De modo que ahí va el primer propósito para el 2008: Menos trabajo.
Tendrá que ser a partir de abril o algo así, porque mañana mismo empiezo con otra cosa que también lleva retraso y que me devolverá al secuestro, pero... sé que lo conseguiré. Lo siento, pero aún sufro las consecuencias de dos sucesos (uno bueno y uno malo): el finalista primaveral con que me obsequió el 2007 y el atasco en el que me metí yo misma por intentar escribir una novela de ciencia-ficción. Si es que... Salió, al final salió —y Francesc Miralles llegó a convencerme con su entusiasmo después de leerla de que había merecido la pena el esfuerzo— pero cómo sufrí. Más que en la camilla de mi masajista.
Para ir abreviando. Segundo propósito: estreno tono. No os digo que no recurra a las citas y a las mil chucherías literarias que son habituales de este sitio, pero voy a procurar estrujarme menos las meninges (sólo de vez en cuando) y contar lo que salga, así, como si le escribiera a un amigo. Que para algo son ya tres años y todos los que rondáis por aquí sois gente querida. Además: todos los días me llevo sorpresas. El día de la cabalgata de reyes, A.B., viejo y admirado amigo, me sorprendió contándome que sigue el blog (por cierto, en presencia de los Reyes Magos de Oriente, que ahora me codeo con la monarquía). Un par de semanas antes alguien me reprocha que nunca hable de cosas mundanas, como por ejemplo el rato que dedico a ir a hacer la compra al Mercadona. De modo que también llegará tal cosa. Hace sólo un par de días, Alicia me preguntó dónde ando que no renuevo el blog y si me encuentro bien. En fin... que nadie debe resistirse a tales requerimientos. Después de todo, en el blog es el único lugar donde actualmente puedo ser la loca que empezó a escribir porque de lo contrario se asfixiaba. El único lugar donde puedo NO ser una escritora profesional. ¡Qué lujo!
¿Me vuelvo franca? No. En el fondo, crep que es la influencia de algunos mariposeos de los últimos días por blogs eróticos escritos por chicas infinitamente más guapas e interesantes que yo, que hablan con una franqueza que es parte de su encanto, de modo que la tomo prestada, a ver si ahora que me acerco a los 38 descubro que mi encanto virtual es irresistible.
No sé cuántos propósitos llevo, pero ya son demasiados. El único que realmente merece la pena es este: Sigamos juntos y seamos felices, navegantes. Gracias por estar ahí.

10 comentarios:

Fernando Alcalá dijo...

Mira, estrenas nueva temporada y yo estreno los comentarios del estreno de la nueva temporada. Si es que cómo se nota que todavía tenemos la resaca de los reyes magos (o las rebajas...) que todo sigue oliendo a nuevo.

Te echábamos de menos, Care.

;)

Javier dijo...

Pues algo empieza mal, porque hoy no es día 14 (fecha de tu post). A lo mejor es la ciencia ficción lo que te ha hecho vivir con dos días de adelanto sobre los demás. Estaría bien saber qué es lo que sucederá en las próximas 48 horas (para hacerlo o para no hacerlo). En cualquier caso, feliz año y a por todas en 2008...

Anónimo dijo...

Tu encanto es irresistible, no lo dudes.
Hay una errata: "crep" (será el equivalente a un grano en una foto de esos blog eróticos que frecuentas, ¿no?).
Un beso

Anónima de las 9:59 dijo...

¡Hombre! ¡Se te echaba de menos, Care!.. Vaya sorpresa la actualización esta.

¿Ahora vamos a tener más entradas sobre recetas, Mercadonas, colegios y canguros, y vida cotidiana...?

Ay, Dios, te arriesgas a que los visitantes del blog hagamos lo mismo en tus comentarios. ;)

ÓL dijo...

Muy bien. Seguimos leyendo.

miwok dijo...

Hola de nuevo...

Bonito el nuevo look...

Yo te seguiré leyendo como siempre...

Besos

c dijo...

M'agrada aquesta etapa i que et cuidis

Molts molts petons

Armando dijo...

de cosas mundanas si has hablado myuchas veces, y de ti. De estas dos cosass hablas en tu blog.

Y es verdad, no hay que trabajar tanto.

leo dijo...

Buenos propósitos, Care. Ánimo con ellos. Un abrazo.

Ladynere dijo...

Estaba ésto demasiado parado... Volveremos a leerte ;)
un saludo.