27 de enero de 2012

Habitaciones (griegas) cerradas


Me parece atrevida y radicalmente preciosa. 
Ah, y me gustaría tener ese vestido.

3 comentarios:

Begoña dijo...

Creo que una buena portada te adentra en un segundo en el interior de un libro. A veces a una mirada te dice lo que habrás de leer.
Esta tiene todas las papeletas para llevarse el premio. Es preciosa.

Tu nombre en griego queda muy bien ;)

Rebeka dijo...

Una portada que incita a leer, a descubrir el interior y conocer la historia de esa chica del vestido verde.

Tu nombre queda muy raro, distinto pero raro xD

Besoss

Anónimo dijo...

Sólo por comprar tu libro iría yo a Grecia. Ni Sócrates, ni Platón, ni tan siquiera la Filosofía Helenística en pleno, habían logrado que yo deseara materializar en serio este deseo. Iremos pues.