29 de enero de 2013

Remozarse o aburrir

Amigos, de vez en cuando hay que lavarse la cara y aparentar (sólo aparentar) cierta novedad. Eso es lo que le ha pasado hoy a este sitio. He hecho limpieza (poca, soy de las que todo lo guardan) y he quitado las telarañas de algunos rincones. Hoy me dirijo a los habituales, los amigos de este Silencio nuestro. Quiero pediros que opinéis, que me digáis si echáis algo en falta, si el blog os gustaba más antes o si preferís este diseño blanco más despejado, si os gustaría que apareciera algún enlace que no veis... En fin. Lo que os plazca aportar. Este sitio siempre ha sido vuestra casa, pero hoy más que nunca. 

4 comentarios:

Begoña dijo...

A mí particularmente me da lo mismo, me gusta como estaba y como está. Lo importante para mí es que siga abierto y le sigas sumando entradas de las que seguir aprendiendo =)
Saludos

Rebeka dijo...

Simplicidad en el diseño, genialidad en las palabras.
Me gustaba el diseño anterior, pero quizá éste sea más acorde con tu silencio. Silencio que solo rompen las palabras.
Su novedad transmite paz por su blancura, relajación.

ME GUSTA MUCHO. Pero como dice Begoña, lo importante para nosotros es que sigas pronunciando tus palabras en este rincón, haciéndonos partícipes de tus letras.

Un abrazo muy grande!

Sílvia Tarragó Castrillón dijo...

Me gusta. El diseño minimalista de la página hace que la palabra gane en presencia.

Creo que tu refugio se ha convertido en un loft, acogedor como siempre, pero más luminoso.

V dijo...

Mucho mejor así, carga más rápidamente y es mucho más legible.