13 de enero de 2013

Supermami de diciembre


2 comentarios:

Begoña dijo...

Hay un gran remordimiento en no dejar a los hijos escoger lo que de verdad quieren hacer, estemos de acuerdo o no, porque al final nunca sabremos qué decisión era mejor, la que tomaron por ellos mismos o la nosotros tomamos por ellos.
Difícil cuando ni ellos mismos a cierta edad saben de verdad qué quieren. Por suerte crecen, nosotros ya solo envejecemos.
Saludos

Rebeka dijo...

Me hiciste reír un montón con este Super Mami.
¡Mi vida es mía!

En cuanto cojo Mujer de Hoy, la abro con la esperanza de encontrarte, porque sé que con tu artículo me reiré y sentiré en el mismo porcentaje.
Son gotas de lluvia fresca!!

Un abrazo!