16 de junio de 2006

Balance

En el vuelo VY5159 Roma-Barcelona habrá una pasajera con un equipaje enorme: los pies molidos, el corazón recompuesto, algunas imágenes turbadoras (ah, Apolo y Daphne, la Piazza Navona, el perfil del Coliseo...), las palabras de Óscar a buen recaudo, una botella de vino y un libro con elefante.
¿Adivináis de quien se trata?

Tenéis cuatro días para pensarlo. No dejéis de volver con las respuestas, navegantes.

5 comentarios:

Indi dijo...

¿¿Sera la misma que se va con el Repoker a la Semana Negra??
Erase una vez, una mujer a una maleta pegada ;)

Óscar dijo...

Lamento decirte que la botella de vino se ha quedado en mi habitación. También tengo tu cazadora vaquera y seguro que me iré encontrando más cosas tuyas por aquí (calamidad).

cafetero dijo...

Ni idea. Watson, ¿usted lo sabe? Despierte pedazo de marmota. Tenemos tres días para resolver the puzzle. Muévase. No, no baile; salga a la calle y pregunte.
Vamos, muévase. ¡Nooo, no baileeee!

Care dijo...

La botella de vino se convirtió en dos de la mejor grappa.
No me digas qué más encuentras. O mejor: dímelo, pero sólo a mí.
Indi: Bingo.
Cafetero: He decidido que se os ha terminado el plazo.

cafetero dijo...

Vaya, !por Watson! Este ayudante no me sirve ni el café.
Despierte cocorota. No, no salga a la calle; se nos acabó el plazo.
Bailemos, Care regresa. Vamos, muévase. ¡Noo, no salga a la calleee!