14 de junio de 2006

Lux romae

Luce un sol radiante sobre Roma. Las gaviotas que sobrevuelan las piazzas no parecen necesitar el mar para nada. Los ángeles nos custodian allá donde vayamos. El óculo de El Panteón parece una salida hacia alguna parte.
Esta entrada de hoy está dedicada a Nane. Hay mucha luz aquí. Creo que tú sabes por qué. Contigo, habría más.

2 comentarios:

Óscar dijo...

Yo también te echo de menos, Nane.

Juana Gallo dijo...

Care, te muestras, además de guapa e inteligente, rodeada de un misterio seductor...