2 de junio de 2006

Elección

Algunas personas crecemos a golpes. Otras, suavemente. Otras... no crecen, me dice en un correo electrónico alguien a quien no conozco.

Ahora mismo, no soy capaz de elegir cuál de las tres prefiero.

5 comentarios:

Darkverzight dijo...

A veces es mejor no saber cuál de esos tres tipos somos....a veces es mejor no saber....

mazarbul dijo...

siempre para adelante. NO way back.

Rogelio dijo...

Yo creo que primero crecemos a golpes, cada vez que conocemos a alguien. Luego lo hacemos suavemente, conforme ahondamos en el conocimiento mutuo. Y dejamos de crecer cuando ese alguien ya no está con nosotros.

miwok dijo...

Me gusta la reflexión de Rogelio, pero no estoy del todo de acuerdo, creo que nunca dejamos de crecer...

Ernesto Guajardo dijo...

Cuando te conocí, tuve la sensación de que crecías suavemente, claro, eso no excluye los golpes, máxime si son del calibre que anunciaba Vallejo. Sin embargo, al menos para mí, la idea es crecer, pero no sentar cabeza, como canta el bueno de Serrat.

A ello podrían sumarse los versos de Diego Maquieira:

Nos educaron para atrás padre
Bien preparados, sin imaginación
Y malos para la cama.
No nos quedó otra que sentar cabeza
Y ahora todas las cabezas
Ocupan un asiento, de cerdo.

A continuar creciendo, entonces, pero sin envejecer...