1 de noviembre de 2006

Especial Día de Muertos (II): Tipología del terror cinematográfico

Como imagino que en La fraternidad, el blog de César Phenomenon Mallorquí, todos encontraremos sabias referencias a filmografía terrorífica, yo he preferido para esta segunda entrega de nuestro común especial del Día de Muertos ablar del séptimo arte a partir de la elaboración de un listado de mis filias ymis fobias en lo que a cine de terror se refiere.


1) DETESTO...
El cine de miedo que me mata a sustos, en el que la elección de la banda sonora parece obra de un desequilibrado o de un sádico; aquellas películas que confunden terror con náusea y se empeñan en mostrarme brazos seccionados, ojos devorados por bichos, corazones palpitantes en pechos abiertos como armarios.; las cintas acerca de asesinos brutales que matan porque les toca y punto; en general, el gore; en general, las secuelas de los grandes clásicos del terror cinematográfico, que no hacen más que exprimir lo que ya no suelta ni gota de jugo; las parodias de las películas de terror; las versiones estadounidenses de grandes filmes de terror orientales: los engedros que pretenden darnos miedo sólo porque en la trama hay espectros (o vampiros, hombres lobo...) y las pelis yanquis de casas encantadas (si, encima, hay adolescentes, ya resultan vomitivas).
Así pues, no soporto La matanza de Texas, Re-animator, Pesadilla en Elm Street y sus docenas de secuelas; El exorcista, el montaje del director, todas las Scary-movie, The Ring (la versión estadounidense), The Ring 2 (puaj), Sonámbulos, Alien 4, The Hole, 13 fantasmas, entre muchas otras.


2) ADORO...
Las películas de terror que no abusan de los recursos fáciles pero consiguen que no puedas dejar de pensar en ellas. Aquellas historias cuya originalidad total o parcial te estremece precisamente por eso, por inédita. Por ejemplo: la aplicación al terror de elementos tecnólógicos cotidianos. Los planteamientos argumentales audaces, especialmente si el director los deja para el final y consigue no hacerme sospechar antes. Las buenas adaptaciones de grandes obras literarias del género. Los directores dedicados casi con exclusiva a uno de los géneros más difíciles que existen.
Por eso os recomiendo con entusiasmo algunas de mis películas de terror más visitadas: Poltergeist, Psicosis, La semilla del diablo, Los otros (mañana hablaremos de Otra vuelta de tuerca, la novela de Henry James en la que se basa), El sexto sentido, El bosque (Shyamalan: uno de mis directores favoritos), La maldición (la de Takashi Shimizu), The Ring (la de Hideo Nakata), Alien, el octavo pasajero (y sólo esa), El exorcista (¡no me atreví a verla hasta los 25 años!), El resplandor, Darkness y Frágiles.


Por último, una selección de momentos terroríficos:
—El sonido más escalofriante (¿os asustan los sonidos? A mí, especialmente): el del fantasma femenino de La Maldición.
—La escena más impactante: Mia Farrow devorando un hígado de pollo en La semilla del diablo.
—Las ideas más inteligentes: los planteamientos argumentales de El sexto sentido y El bosque.
—La escena más terrorífica: Nicole Kidman entre imágenes religiosas cubiertas por sábanas blancas en Los otros.
—El comienzo más terrible: Los sin nombre, de Jaume Balagueró (Emma Vilarasau está espléndida), mi director español favorito.
¿Os animáis a compartir vuestra propia selección de «momentos»?

No he querido marcharme sin dejaros, navegantes, en la mejor de las compañías: la de estos tres simpáticos amiguitos. No olvidéis visitar La fraternidad de Babel. Estará de miedo.


4 comentarios:

César dijo...

Felicidades, Care, porque hoy es tu día: el Día de todos los Santos. Ya que invitas a mencionar nuestros momentos, aquí van los míos:

Sonido más escalofriante: los golpes que escucha George C. Scott en su casa (en "Al final de la escalera").

Escena más impactante: el cachorro de alien surgiendo del pecho de John Hurt ("Alien"),

Las ideas más inteligentes: El argumento de "El sexto sentido", en efecto, y la trama de "Psicosis".

La escena más terrorífica: el asesinato de la familia en "Henry, retrato de un asesino".

El comienzo más terrible: pues... no estoy seguro, pero quizá el de "Los otros", con el grito de Nicole Kidman.

El susto más grande: el (tramposo) final de "Carrie".

M dijo...

Hay una escena en Alien que me parece absolutamente genial por la sencillez. Cuando uno de los tripulantes explora los conductos de ventilación, éstos tienen unas escotillas redondas que se cierran y se abren dejando sólo un pequeño círculo en el centro (seguro que tienen un nombre pero no me lo sé). Pues bien, con el sencillo recurso de ir moviendo al personaje por los conductos e ir cerrando las escotillas a medida que pasa de uno a otro(tienen un sonido muy chulo además, como algo que se arrastra sobre una superficie de vidrio) llegué a unos niveles de placer cinéfilo jajajaja casi prohibidos.

Escena muy terrorífica... Pues aunque la gente suela decir que Darkness es una mala película (un pastiche será, pero de puta madre para mí), justo cerca del final, cuando esas formas malignas toman la forma de los hijos y le dicen a la madre que apague los fuegos de la cocina... Uf, uf uf uf.

Yo sí que ensalzaría la Matanza de Texas. Por justicia hay que reconocerle ser la reina de un género, y terriblemente malsana (cosa que la mayoría de los pseudoproductos tipo scream ni sueñan con conseguir). Teniendo en cuenta además que la historia de leatherface está basada en una historia real, eso me produce todavía más inquietud.

Mady* dijo...

No me gustan las películas de miedo porque consiguen su objetivo: darme miedo (!); de las nombradas sólo he visto Poltergeist, Carrie y La niña del exorcista (a los 24 y pidiendo a mi madre que la viera conmigo). Aunque confieso que de adolescente vi alguna "Pesadilla" que otra, porque la mayoria del grupo así lo decidió.
A los 18, tras una discusión con el chico con el que salía, me metí en el cine sin saber qué echaban. Una vez dentro me moría de miedo (por no decir otra cosa). El señor de Hellraiser hizo que me pasara toda la película acurrucada en media butaca, y el cine estaba tan desierto (4 personas en toda la sala) que no me atreví a poner el pie en el suelo hasta que se encendieron las luces.
Definitivamente no, eso del terror no es para mí.

Tzaviere dijo...

Al margen que muchas películas de terror me causen risa, o lástima, ya que son terroríficamente malas, coincido con algunas de las cintas que mencionas, Care. Me encantaría conocer tu opinión sobre una cinta como "Event Horizon" (en La Fraternidad la clasificarían como terror - ciencia ficción). Y, ya que estamos en ello, agrego: "The Thing"...