5 de febrero de 2008

Distorsión

Hay noches frías como esta en que me apetece calzarme los zapatos de niña mala y salir a aullarle a la luna (o a escuchar como aúllan los demás).

Sin embargo, las circunstancias mandan: en lugar de una cita licántropa, esta noche tengo velada literaria (y tumultuosa). Dejaré el hambre feroz para mejor ocasión. Esta noche toca ir de modosita que cita a Borges y lee Nocilla Dream.

Es terrible que todos crean que soy como parezco.

3 comentarios:

Wilco dijo...

Tema muy interesante Care, como el de las coincidencias

Petons

Anónima de las 9:59 dijo...

¿Y quién te dice que pareces lo que crees parecer, ein?

Anónimo dijo...

¿Sabes lo que es realmente importante? Que eres Care, eres.