10 de diciembre de 2005

De Aquí nos vemos, de John Berger

Lo que debes saber es que los muertos no se quedan donde los enterraron.

6 comentarios:

Darkverzight dijo...

Care,qué frase tan bella.
"los muertos no se quedan donde los entierran"...se me ha puesto la piel de gallina. Me encanta.

Antonio Mialdea dijo...

Ahora hace dieciséis años desde que mi padre murió. Conforme pasa el tiempo está cada vez más presente en mi memoria. A medida en que noto que se acerca a mí, yo también procuro acercarme a él (algo que no hice suficientemente durante su corto viaje por este mundo)para comprender y, sobre todo, aceptar su vida y su muerte. Mis recuerdos buenos ahora son muy vivos, también los no tan buenos, pero procuro aprender a encajar este puzzle que es la vida cuyo resultado final, al menos en nuestro peregrinaje terreno, no es, ni mucho menos, perfecto.

Darkverzight dijo...

Aceptar la muerte es un gran paso para aceptar la vida...aunque nos cueste.

kuulaluna dijo...

Plenamente de acuerdo, una frase bellísima. Los muertos perduran en la memoria, no "están" más que en el recuerdo. Donde los enterramos, o donde depositamos sus cenizas, quedan los restos de un cuerpo, lo que ha quedado de un proceso biológico. Somos fruto de lo que todos sabemos y nos convertimos en memoria, más o menos duradera. ¡Gracias por esa frase, Care!

Lelaina dijo...

hermosa frase
entender un poco de la muerte, nos ayuda a vivir.

JAB dijo...

Preciosa frase.
Esta tarde voy a ir a comprar el libro, sin dudarlo.
Y aquí dejo otra:

"Los muertos vuelven,
vuelven siempre por sus lágrimas"
León Felipe

Enhorabuena por el blog, Care.