2 de diciembre de 2005

Empecemos...

Lo último que hago antes de acostarme hoy: empezar un blog. Con pudor, pero con curiosidad. ¿Para qué servirá un blog? Para retener el tiempo, como toda escritura. Para compartir la palabra con otros. Para tantear el terreno. Todo se andará.

10 comentarios:

Oriol Rodríguez dijo...

Caram! Benvinguda al club!

bel de nit dijo...

Això mateix! I sort :)

Tzaviere dijo...

Monstruo de desvelo, el escritor padece la literatura como una enfermedad gozosa.

cristian dijo...

Un blog servirá para eso y para conocerte más.

Guapa.

A distancia (pero no)

yolanda dijo...

enhorabuena, empezar con Sergio pITOL, de quien casualmente estoy leyendo sus cuentos, formidables, exquisitos, distintos y ejemplares para tanta literatura hueca como nos rodea. yolanda izard

Antonio Mialdea dijo...

Retener el tiempo...pero al final siempre se escapa. La palabra, igual que el kronos, es la forma más hermosa de autoengañarnos, de creer que con ella detenemos los lugares más sagrados y los más profanos, los tiempos más remotos y también los cercanos; pero la palabra, que tiene su espacio y tiene su tiempo, que tiene, en defintiva su mundo propio y posible, su mundo perfecto (in sensu estricto) y no se deja jamás atrapar. Por eso, compartirla es el máximo al que podemos aspirar. Se comparte, pues, porque no se puede tener siempre para uno mismo. Bienvenida al mundo de los blogs Care.

Care dijo...

Gracias, bonitos, ya sé para qué sirve un blog: para teneros a todos más cerca todavía.

Caballero de Olmedo dijo...

Yo también estoy por aquí, y mira que soy vago para escribir...

aperezmorte dijo...

¡Guaú!
¡Bienvenida!

joansalicru dijo...

Care,
benvinguda al club, com diu l'Oriol Rodri!
joan salicrú