27 de diciembre de 2005

Por fin la nornalidad

Lo peor de estas fiestas: los tres días que llevo sin escribir.

4 comentarios:

bllamero dijo...

Qué suerte, solo tres días. Yo "rezo" para que pase Reyes y vuelva la bendita rutina. Este mes es siempre una pérdida absoluta en términos literarios.

César dijo...

Yo llevo semanas sin escribir algo medianamente legible. La pugnetera obra de mi despacho se ha mezclado con estas entrañables fiestas de las narices. ¡Te envidio, Care!

Darkverzight dijo...

Aunque ls Fiestas nos aparten de la rutina y eso signifique muchas veces dejar de hacer cosas que deberíamos (escribir, leer, lo que sea...) también es cierto que permiten que hagamos muchas otras cosas que nos resignamos a dejar reservadas para las vacaciones y los momentos en los que relajamos nuestras obligaciones laborales/estudiantiles.
Yo, la verdad, agradezco estos días de relax, ratos muy intensos con los amigos, charlas insustanciales o muy enriquecedoras, e impulsos que en otras ocasiones, tal vez no dejaríamos que salieran al exterior...

Sea como sea, Felices Fiestas, Care

Care dijo...

Pues al final han sido cuatro, César, por culpa de un virus familiar inoportuno. Hoy, aleluya, romperé la (mala) racha. Ánimo con las obras.