1 de febrero de 2006

5 Rarezas Severas


Hoy es el día de San Severo. Tengo un buen plan para celebrarlo: una comida con un par de buenas amigas, con sorpresa incluida. Para celebrarlo con vosotros, amigos y amigas que honráis y justificáis este blog con vuestra presencia, recojo una idea de mi primo Oriol y paso a enumeraros las que creo mis 5 mayores rarezas.
1) Colecciono plumas estilográficas pero jamás de los jamases las saco de casa.
2) Nunca he fregado la encimera de la cocina porque me deprime.
3) No puedo empezar a escribir nada si antes no sé cómo se titula.
4) Me gusta fotografiar copas de árboles y ventanas.
y 5) De vez en cuando bebo manzanilla con leche.
Me doy cuenta de que en esto de las rarezas soy más bien sosa, qué decepción. Os enumero 5 rarezas de gente que conozco, a ver si dan más de si.
1) Un tío mío dormía con el brazo levantado, en ángulo recto con respecto al cuerpo. Su mujer, mi tía, no podía pegar ojo hasta ver dónde caía el brazo.
2) Tengo una amiga que no soporta -pero hasta la náusea- que alguien olisquee lo que se va a comer frente a ella.
3) Mi madre suele caminar siempre por la acera de la derecha. Si se encuentra a alguien de frente, dice: «Que se aparte él, que va en dirección contraria».
4) Un amigo mío sólo lee las páginas pares de los libros. Si la protagonista se muere en una impar (una vez le pasó), no se entera.
5) El hombre de mi vida no sabe dormir si no es después de la medianoche.
Dicho lo cual, os dejo aquí el testigo, para qu hagáis lo mismo. ¿Tenéis rarezas compartibles? Ah, y jocoso día de San Severo.

18 comentarios:

Javier Esteban Gayo dijo...

¿tú también has sido vícitima de los memes? :p

muy bueno, lo de tu amigo y las páginas pares es genial :)

miwok dijo...

1)Siempre que entro o salgo de mi casa miro el buzón, da igual que sea Domingo,festivo, o las 4 de la mañana. Miro el buzón.(Secuelas de los tiempos de intensa correspondencia con medio mundo)
2)No soporto a los pelirrojos, me caen mal, no los puedo mirar, me da grima que tengan las pestañas tan claritas y tantas pecas...Ni siquiera me gustan los gatos naranjitas...(Para esto no tengo explicación)Anda que no lo pasé mal en Escocia...argg
3)Nunca dejo un libro inacabado, aunque no me guste, y suelo leer la última línea de la última página antes de leer nada más. Esto a veces trae problemas...se te muere el protagonista, como al amigo de Care...
4)Yo hago fotos de pies...Tengo los pies de todo el mundo.Como decían en Forrest Gump?? los zapatos dicen mucho de la gente, de dónde viene, dónde va...
5)Colecciono postales, (por cierto, si os animáis a enviarme alguna, os lo agradeceré enternamente) pero nunca he escrito ni enviado ninguna, me da pena, son tan monas...que escribirlas es estropearlas...Aunque sí me gusta que me las escriban a mí.

Esto no es una rareza, más bien mala suerte, pero lo pongo por si sirve...Siempre me cachean en los aeropuertos, siempre, da igual donde vaya y lo que lleve encima, siempre acabo cacheada por tías extrañas. Y el colmo fue un día que me requisaron una lima de uñas, una lima, por favor, yo me pregunto, ¿Cómo secuestran aviones a punta de pistola si a mí me requisan las limas??? Cheerio!!

Óscar dijo...

Yo creo que todas mis rarezas tienen que ver con el correo: al igual que miwok, miro el buzón al salir y entrar a casa, aunque sepa que es imposible que haya nada dentro. No colecciono sellos, pero nunca tiro ninguno a la basura (afortunadamente, esta manía no la tengo con las etiquetas adhesivas que ahora proliferan -y que me parecen horribles-). Me da mucha rabia que las cartas lleguen sin matasellar, que cambien de cartero cada dos por tres o que éste no sea regular en su hora de llegada. No entiendo a aquellos que se van de vacaciones, escriben postales y sólo las envían a la vuelta, desde su casa.
Bueno, creo que estoy lleno de manías.

Caballero de Olmedo dijo...

Yo ya soy una persona rara en mi mismidad, pero mis 5 mayores y más notorias rarezas, son:
(1) Cuando aparco el coche, deje dónde lo deje, y lo cierro, le doy 3 o cuatro vueltas probando que estén cerradas todas las puertas, aunque sé perfectamente que lo están.
(2) Soy (iba a decirlo, pero es lo que soy), lo que la gente se empeña en denominar "gótico": ropa negra, pesimismo vital, música propia... Intento no desquiciar a mi pareja cuando le digo que quiero comprarme una camisa negra con puñetas (que de verdad que no la quiero con chorreras, contesto cuando me mira de reojo).
(3) Odio a la gente tonta. No la aguanto. No sé tratarla. Pero esto más que una rareza es un defecto, ¿no?
(4) Me gustan los demonios. Más que los ángeles. Aunque el ángel (Gabriel) que aparece en la película "Constantine" (no demasiada buena, lo reconozco)tiene ese punto de ambigüedad y avaricia (y quien lo interpreta, por supuesto, ejem).También me atrae toda la demás fauna nocturna que pulula por libros (vampiros, hombes lobo, fantasmas —si son con mala baba, mejor que mejor—, espíritus, zombis, etc)
y (5) Soy un tío serio, que cuando se compromete a algo, lo hace (qué raro en estos tiempos, ¿no?)

sfer dijo...

Vaya... hoy debemos estar conectadas por algún otro hilo además del cibernético. Te invito (y hago extensiva la invitación al resto de visitantes) a comentar vuestras "manías lectoras" en mi bloc. También podréis leer unas cuantas de las mías por allí.

En cuanto a otro tipo de rarezas, en general, supongo que las dos peores son el orden y la comida, y dentro de esas dos caben todas las que os podáis imaginar. Cuando tengo uno de mis picos de orden, puedo pasarme toda la mañana de habitación en habitación colocando cada cosa en su sitio. En cuanto a la comida, me apuesto lo que queráis a que no conocéis a nadie más que se niegue a probar el atún (si conocéis a alguien, que se ponga en contacto conmigo, por favor!). Durante muchos años también me negué a hacer lo mismo con los huevos fritos y con los canelones, y sí, me he arrepentido, pero no aprendo...

Anónimo dijo...

Cullera! Al meu calendari es Sta.Brigida ves ;) Molt bona aquesta del teu tiet, jejejeje Per cert, jo tampoc puc escriure quelcom sense abans posar-li un titol,un peto.net
COMELLA
http://guallavitoclub.blogia.com

K. dijo...

A mi también me ocurre lo del título. Para mi no es raro, simplemento es empezar por el principio y acabar por el final :-)

blankutxi dijo...

Imaginarme a tu tía toda mosca con el tema del brazo me ha hecho muxha gracia. Y lo de las páginas pares ni te cuento :)

Amaia dijo...

Si hay hojas secas, iré a pisarlas. Me encanta oír como crujen bajo mis pies.

También me gusta mucho oler distintas cosas... ¿Alguna vez os habéis parado a oler el azúcar negro? Es delicioso.
Por oler, también huelo los libros. Azúcar y libros... mi manía.

Al tomar un té o infusión, pasa más tiempo en mi mano que lo que pueda estar sobre la mesa.

De nuevo vuelvo a olisquear los libros.

Tiendo a hacer muchos ruiditos con la boca, ya sean silbidos, chasquidos o 'trompetazos'.

Se me olvidará algo...

Ladynere dijo...

Si algun dia escribo un libro, recordare no poner nada demasiado interesante en las pags pares, para que tu amigo no se pierda nada, jaja!
Manias? Todos tenemos, claro (aunq hay gente q las llama costumbres, tradiciones o habitos). Creo q con cinco todos nos quedamos cortos, o no?

cristian dijo...

-Suelo comerme los libros que me han gustado. También es experimento. Intento saber si las micropartículas del papel tienen memoria y si ésta puede sustituir a la mía, que la estoy perdiendo

-En verano, cuando las moscas vuelan tontas, me gusta llevar al campo un cristal de 4 x 4m. para observar cómo, al no verlo, se dan golpes una y otra vez

-No me avergüenza admitir que he visto, y sigo haciéndolo, cada emisión de Gran Hermano. Este domingo ganará Pepe

-Tengo la manía de no ser quien soy

-Tengo la manía de quererte

---

Pienso como ladynere. Me ha sido difícil distinguir entre lo que eran manías, supersiticiones y tal.

Supongo que depende de lo poco común que sean

Iba a poner que tenía la manía de santigüarme al entrar en una iglesia hasta que recordé que es parte del rito. Hace timepo que no voy, no tengo frescas las instrucciones.

O la costumbre gótica de caballero. Si es por singularidad, no es tan extraordinario que sea gótico, lo es más la camisa que pide porque corresponde a la manía habitual que tenemos los cada vez más escasos dandys: la elegancia.

Sería más manía de caballero (y otra mía) la distinción que lo gótico.
Hay pocos góticos, sí. Con clase, todavía menos.

Caballero de Olmedo dijo...

Amén a eso, maese Cristian.
la elegancia y la distinción son cualidades en vías de extinción. Se nos suele tachar de horteras (je!). Estoy harto de, por ejemplo, ir por la calle con una abrigo de cuero hasta los tobillos y que la gente se me quede mirando... (¿qué miran? ¿Acaso les miro yo a ellos?) y que los compañeros, cuando me ven, empiecen con la bromita farragosa recordándome Matrix.
Góticos con clase sólo quedamos los de mi generación, me temo. Lo que hay ahora son niñatos descerebrados...

Caballero de Olmedo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
vicente l. mora dijo...

Mi rareza mayor es visitar blogs utilizando los enlaces de otros blogs. Una vez me tiré dos horas, y llegué al mío. Con ocho mails encandenados dicen que se abarca el mundo; la blogosfera es, por fortuna, mucho más pequeña. Saludos, Care.
Vicente

Care dijo...

Mi hijo tiene un cuento sobre un monstruo (es peludo y azul) que se alimenta de libros, Cristian.
Siendo mala, Ladynere: Hay gente que escribe libros y parece pensar en mi amigo multiplicado por dos: no pone nada interesante ni en las pares ni en las impares.
Vicente: Un título: La vuelta al mundo en ocho blogs. Sin duda, el tuyo debería ser el tuyo.

Care dijo...

Fe de erratas: sin duda, el tuyo debería ser uno de ellos. Alternativa: uno de ellos debería ser el tuyo.

Anónimo dijo...

Vaya, pues yo no suelo poner el título de mis escritos o cuentos hasta el final. Eso si que es una rareza.

Vi tu comentario en mi blog Care, no había tenido la oportunidad de decírtelo, pero tiene buena pinta el blog, espero volver con más calma por aquí. :-)

Burdon

Ladynere dijo...

Care: Hay libros para todos, hay escritores que escriben para sus lectores, y escritores que se escriben a si mismos. En la variedad esta el gusto, por lo menos, el gusto de ellos, de los demas...