26 de febrero de 2006

El éxito de la temporada

Esta semana saldrá a la venta el que sin duda será uno de los éxitos de ventas de la temporada. Antes de su lanzamiento, el título —que no desvelaré para poder ser más deslenguada y para jugar un poco a los acertijos— ya viene avalado por la venta de sus derechos de traducción a varios idiomas, por una oferta de Miramax para su adaptación a la gran pantalla, otra oferta de cuatro ceros de la misma firma editorial por la proxima novela —aún no escrita, claro— del autor y un tiraje que cuadriplica el que el sello preveía en un principio.
Periodistas de renombre le dedicarán estos días páginas completas en sus periódicos, y también dobles páginas (yo misma lo he pedido para poder leerlo y estudiar si hablo de él en mi suplemento). El autor es un señor de nombre rimbombante, profesión respetable y talludito. La novela, una trama histórica que los editores presentarán como la versión española de un conocido bestseller norteamericano, necesitó antes de llegar a las librerías una buena limpieza de cara por parte de su editor. Eso que en el gremio se llama un editing, pero de los quirúrgicos.
Sea como sea, el público verá sólo los resultados, como siempre. ¿Qué le importa al lector medio que La sombra del viento esté llena de catalanismos intolerables, que su trama sea repetitiva e ingenua y, a la postre, aburrida? ¿Que Pasiones romanas sea ñoña y tonta? ¿Que La historiadora sea un llover sobre mojado que no aporta nada y, encima, se sobreexplique constantemente? ¿Que lo último de Dan Brown dé una visión de Sevilla que evidencia su nula documentación y su desinterés por la verosimilitud más elemental? ¿Qué le importa al lector medio que antes de que cualquier novela llegue a sus manos haya media docena de personas que la hayan mutilado, engordado, rehecho, con tal de que fuera legible? ¿Acaso valora el lector medio eso que llaman talento de un autor, su profesionalidad, su capacidad de entregar originales que no sólo no necesiten, sino que no admitan intervenciones? ¿Acaso es la literatura algo parecido al cine, un trabajo en equipo?
Prometo, en honor a la verdad, hablar de esa misma novela aquí, con nombres y títulos, si, pese a todo lo que sé, me sorprende al leerla. Ya que rectificar es de sabios, no me importará hacerme un poquito más sabia ante vosotros, amigos, amigas, gente afín a este rincón de la red.

17 comentarios:

miwok dijo...

Me dejas en ascuas Care...aunque creo que me imagino cual es...

Amaia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Care, yo tampoco he leído la novela de la que hablas... Pero al ver cómo la están promocionando he tenido la misma sensación que tú: sin haberla leído tengo la impresión de que será una obra vulgar.

Por cierto, me has dejado de piedra con el comentario que haces de "la sombra del viento". ¿la metes en el mismo saco que las otras pseudonovelas?¿por qué? Dices que presenta catalanismos intolerables. No será que el autor, dado que la obra transcurre en Barcelona, los coloca de forma intencionada (para imitar el lenguaje de los lugareños); y, en consecuencia, más que un defecto sea un logro. A mi Ruiz Zafón me gusta, creo que aporta algo más que los libros insípidos que se "fabrican" a conciencia en las grandes editoriales. Tiene un par de novelas juveniles que, en mi opinión, están "força bé" (especialmente recomendable: "el principe de la niebla").

Javier A.

P.S.: ¿Has escrito alguna crítica sobre las obras de Ruiz Zafón? Si es así, por favor, facilítanosla. Me interesa mucho tu opinión.

Braulio Llamero dijo...

Yo creo que el lector medio sí valora el talento del autor... cuando le permiten disfrutarlo. En cuanto a eso de novelas rehechas a mil manos y novelas de autor que no admiten ni el cambio de un coma remite, me parece, al scular debate entre artesanía y arte. Los grandes editores, como es "natural", siempre han preferido la artesanía, más previsible, controlable y repetitiva. Y esa es la cosa.

Ladynere dijo...

Tanto misterio, tanto misterio...
Q podemos decir? esperaremos a q se revele el titulo y el autor, para poder dar tambien nosotros la opinion...

El Criticón dijo...

Como yo no tengo los intereses que tiene Care por preservarse (o se es atrevida o no se es atrevida, bonita, pero no vale hamagar y no dar) doy la información completa. Se refiere a "El secreto de Las Meninas" que va a sacar Fernando Savater.

Séfora(Bea) dijo...

Habrá que esperar a leerlo, pero yo también me he quedado a cuadros al ver que hablabas así de La sombra del viento. Creo que no tiene ni punto de comparación con bodrios como Fortaleza Digital. En fin, esperaremos a leer más críticas.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con la interpretación que hace "el criticón". A mi me parece que Care se refería a otro libro. Una novela que ha sido escrita por un abogado (hoy, domingo 26 de febrero, algún periódico publica la fotografía de este experto en leyes, con unas modernas gafas de sol Ray-Ban, encendiéndose un pitillo). Parece ser que, a este jurista, le llamó la atención una sentencia medieval por infidelidad, que establecía la pena de emparedar a una mujer que fue sorprendida en adulterio. Este lucutoso hecho es el que ha inspirado la novela. Saludos cordiales,

Javier A.

cristian dijo...

Hombre Criticón, una cosa es que no tengas los mismos intereses, otra es que quieras que los demás tengan los tuyos. Es decir, el comentario entre parentesis, sobra.


Mi apuesta:
Fernando Sanchez Dragó "El Código Utamaro"

Care dijo...

Qué divertido, si parece un concurso. Lamento decir que no es Savater ni Sánchez Dragó. Oooohhhh. Algún día hablaremos de Ruiz Zafón, pero para ello tengo que estar un poco más ebria que hoy. Y otro, más lejano tal vez, os explicaré la vez que estuve con Sánchez Dragó en la cama de un hotel. Al final, este blog parecerá Corazón de otoño (o de verano, o de invierno o de primavera), con despellejeo incluido. Besos cándidos a todos.

El Perillán Afortunado dijo...

Yo hamago
Tú hamagas
Él hamaga...

Igual Care se "hamaga" pero podrías aprender a amagar tus faltas de ortografía, antes de criticar a nadie, creo yo, en mi muy humilde opinión.

Peonia dijo...

Hola a todos:
Voto (¡Qué divertido!) por una novela que aparecerá más o menos el 3 de marzo relacionada con una catedral cuyo autor es un abogado barcelonés y que se ha comparado con "Los pilares de la tierra". Yo también tengo curiosidad... Veremos que tiene de "intrigas sociales, venganza, guerra, conspiración y amor". Me encantan ese tipo de novelas.
Un besote

mazarbul dijo...

Una de Dan Brown, por lo de sevilla. Y creo que cae en los tópicos más manidos, pero en fin... como en la peli de mision imposible 2, que sale españa y es de risa.
Pero no comparo a Ruiz Zafón con Dan Brown. No me parece que el primero sea mal escritor, y sus novelas juveniles (marina, el principe de la niebla, etc...) me parecen buenas obras. Eso si el reto de tener el mismo éxito que en la Sombra es terrible. Yo estaría muerto de miedo. Pero no comparto tu opinión sobre su obra.
Por cierto, sigo con la crónica rosa (qué morbillo)

La navaja en el ojo dijo...

No he leído a Ruiz Zafón, ni quiero defender a Dan Brown, pero sí me gustaría dar un toque de optimismo a los que nos preocupamos tanto por qué es lo que lee/tolera/disfruta el gran público. A lo mejor que “El código Da Vinci” tuviera tantísimo éxito no es una mala señal, sino una buena. En realidad, el libro está constantemente dando datos y exponiendo teorías. Ninguna es de Brown, él sólo las ha novelado; algunas son obvias, otras son absurdas… cierto. Pero lo que esto indica es que al gran público le fascina leer cosas de las que no había leído antes, aprender, llenarse de datos y de novedades. Creíamos que se regían (nótese que el paternalismo de la tercera persona es intencionado) por la simplicidad y por lo cómodo de leer algo que no les hiciera pensar mucho. Pero el éxito apabullante de “El código Da Vinci” no indica eso. Esta novela tiene una parte de aventurilla, no muy bien contada, que evidentemente no es lo que la ha llevado al top de los bestsellers, pues eso lo tienen miles de novelas. Lo que la ha distinguido es ese montón de teorías metidas en boca de los personajes. Esto es una buena señal. Que estas teorías ya estaban expuestas en libros más serios y mejor escritos es verdad, pero tampoco tiene nada de malo que la medicina se meta dentro de un azucarillo. Para ustedes, que son la mayoría escritores, debería ser una buena señal ver que gran parte de los lectores quiere saber, quiere que le digan cosas nuevas, que antes no había leído, que desconocía. Eso puede que sea un filón por explotar.

alberto dijo...

Randon House Mondadori distribuirá el 3 de marzo 70.000 ejemplares en castellano y 15.000 en catalán de «La catedral del mar», de Ildefonso Falcones -abogado barcelonés- con el sello Grijalbo. Se trata, explican sus editores, de un «extraordinario retrato de la época medieval en Cataluña, la veneración a la Virgen del Mar y la construcción de la Iglesia, de los gremios y barrios de Barcelona, de las luchas de clases entre obreros y señores feudales, la xenofobia contra la judería, el peso de la Inquisición. Intrigas sociales, venganza, guerra, conspiración y amor en un fresco de época que tiene una comparación: «Los pilares de la tierra»».

"A la sombra del "código" Dan Brown"

Care dijo...

Coño, Alberto, así se hace: con todas las letras. ¿Qué premio querrías por haber acertado, si pudieras elegir? Ah, y muchas gracias por el artículo con el que has enriquecido este blog. Interesante.

alberto dijo...

Bueno, Care, puedes premiarme con un enlace a mi blog. Te quedaría agradecido. :)