14 de abril de 2006

Irène Némirovsky (1903-1942)

Era sólo una adolescente cuando su familia se exilió a París desde su Kiev natal a causa de la Revolución de Octubre de 1917. En París vivió y se licenció en Letras en La Sorbona. Toda su obra la escribió en francés, idioma que dominaba a la perfección, como una segunda lengua madre. En 1929 envió su primera novela a un editor francés. Durante la Segunda Guerra Mundial fue deportada a Auschwitz, donde moriría junto con su marido, Michel Epstein, a los 39 años. Sus hijas, muchas décadas después, rescataron sus manuscritos. El primero que entregaron a los editores fue Suite francesa, una novela que de inmediato se convirtió en un éxito, no sólo en Francia (en España Salamandra la publicó elaño pasado). Esta segunda obra, El baile, que acaba de publicar en castellano el mismo sello barcelonés, apareció en Francia por primera vez en 1930, pero no fue hasta 1986 que se tradujo a nuestro idioma.
En esta nouvelle, Némirovsky retrata sin ninguna piedad a los nuevos ricos, enriquecidos de la noche a la mañana a causa de sus negocios en bolsa. Kampf, el protagonista, es un burdo señor que ha hecho rápidas riquezas y al que acompaña una señora todavía más burda, hasta rozar la caricatura. Némirovsky parece divertirse con sus descripciones despiadadas. Valga un ejemplo, que corresponde al momento en que la señora de la casa se arregla para el baile que da título a la historia:
A toda prisa, como si acudiera a una cita amorosa, arrojó a un lado la bata y empezó a vestirse. Se puso las medias, los zapatos y el vestido, con esa habilidad especial de quienes se las han arreglado sin doncella toda su vida. Las joyas... tenía un cofre lleno. Kampf decía que eran la inversión más segura. Se puso el gran collar de perlas de dos vueltas, todos sus anillos, brazaletes de diamantes que le envolvían los brazos desde la muñeca hasta el codo; después fijó al cuerpo del vestido un gran dije adornado con zafiros, rubíes y esmeraldas. Brillaba, centelleaba como un relicario. Retrocedió unos pasos, se miró con una sonrisa feliz... ¡La vida comenzaba al fin!

Con todo, El baile es una novela terrible. La historia de una venganza. Una llamada de atención sobre lo que de verdad es importante en la vida. Una divertida radiografía de la sociedad de su tiempo. Y un análisis hábil de sus personajes, sobre todo de las mujeres: Antoinete, la hija; Rosine, la señora de la casa e Isabelle, la profesora de piano.

5 comentarios:

Elena dijo...

Es una pena que hayamos tenido que esperar hasta "Suite francesa" para que las obras de Némirovsky se editen en España con una buena difusión. Espero que Salamandra recupere a Némirovsky igual que hizo con Sándor Marai: nos quedan "David Golder", "Las moscas del otoño", "Los perros y los lobos", su fantástica biografía de Chéjov, los relatos, que sí están publicados en francés recientemente (una de sus hijas los recopiló, hasta entonces habían permanecido inéditos), y son una delicia... Una autora, en resumen, absolutamente recomendable :D

Care dijo...

Elena, la biogría de Chéjov hace tiempo que se puede conseguir en España. La editó Noguer en 1991. Yo la compré en www.literaturas.com
Besos librescos.

Elena dijo...

Sí, yo tengo la edición de Noguer, pero es algo complicado conseguirla (encargué en mi librería de siempre un ejemplar para regalarlo y no pudieron conseguírmela). En fin, el caso es que Némirovsky es tan buena que dan ganas de exponer sus libros en todos los escaparates.

Marta dijo...

Alguien sabe si Suite Francesa aun se consigue en librerias?

mazarbul dijo...

La verdad Care, la de autores rusos que estoy conociendo gracias a tu blog y a los invitados. Muchas gracias