16 de abril de 2006

Marcianos vaticanos

En la Casa dels Concilis de Tarragona, muy cerca de la Catedral, se acaba de inaugurar el Museo Bíblico, donde puede admirarse, según leo en La Vanguardia, una reproducción de la Sábana Santa, fragmentos de las pinturas de las catacumbas de Roma (originales), una maqueta del Templo de Jerusalén, un cocodrilo disecado de Tebas o la momia de un halcón, proveniente de un enterramiento egipcio. He de reconocer que no esperaba esas veleidades zoológicas en el museo bíblico tarragonés. Todas las piezas fueron reunidas por el canónigo Josep Vallès durante sus numerosos viages a Tierra Santa, dice la noticia. Ya imagino al santo hombre expoliando antigüedades con exaltación cristiana.
Como todo el mundo sabe, el tráfico ilegal de obras de arte no es pecado. No ha dicho nada de ello, por lo menos, la Instrucción Pastoral que en estos días pascuales me ha tenido henchida de misticismo. Hablo del escrito otorgado por la Conferencia Episcopal Española y titulado «Teología i secularización en España. 40 años después delConcilio Vaticano II». Esto de los 40 años después lo especifican por si alguien puede llegar a pensar que el texto es contemporáneo del Vaticano II o incluso anterior. De hecho, me temo que el emperador Constantino era más moderno que la mencionada Instrucción.
En ese texto, la conferencia episcopal ha llamado públicamente al orden a algunos de sus más destacados discípulos, considerando que ofrecen «una concepción deformada de la iglesia». Concepción que han comparado con una patologia que afecta a un cuerpo humano y que conviene eliminar. Y eso han hecho, pública y notoriamente: extirpar patologías.
Marciano Vidal —qué afortunado nombre, en estas circunstancias— ha sido uno de los regañados. Este teólogo leonés de 65 años, muy influyente desde los años 70 y traducido a muchos idiomas (entre ellos el coreano) se atrevió a justificar en sus escritos conductas tan desviadas como la homosexualidad, la masturbación, la contracepción o la reproducción asistida. Válgame Dios. ¿Es cierto lo que leo? ¿Se atrevió el reverendísimo a afirmar que poner impedimentos a parir cada año es pecado, por ejemplo? ¡Me hago cruces! Por todo ello, con toda lógica, fue obligado por el pontífice Ratzinger-Z a retractarse públicamente, como un Galileo cualquiera (aunque con consecuencias más graves, porque al fin y al cabo que la tierra fuera redonda o plana no afectaba a la gente de a pie). Qué aficionada es la iglesia a esos «donde dijiste Digo di ahora Diego, guapo, o verás lo que es bueno».
Veamos un segundo ejemplo. El sacerdote jesuita Anthony de Mello, nacido en Bombay en 1931, ciudad donde murió en 1987. Sus doctrinas, seguidas por muchos fieles, son perniciosas por motivos algo menos inteligibles para esta humilde cronista matutina aunque la caza de brujas contra él es mucho más antigua. Ratzinger era cardenal cuando hizo que Juan Pablo II firmara una amonestación contra el jesuita. ¿Los motivos? A ver si vosotros comprendéis algo: «Por sustituir la revelación de Cristo por una intuición de Dios sin forma ni imágenes, hasta el extremo de hablar de Dios como de un vacío puro». Aviso para navegantes (qué apropiado): ¿Habláis de Dios como de un vacío puro? ¿Sustituís su revelación por una intuición sin forma ni imágenes? Pues tened cuidado, porque cualquier día os acusan de ser «una causa de grave escándalo para la comunidad eclesiástica». Por menos se han creado iglesias.
En fin. El objetivo de la Instrucción con que empezó esta Pascua y que hoy me ha traído hasta el teclado con tanto arrebato era, como ya he dicho, corregir «la concepción deformada de la iglesia». ¿Pensábais acaso que había cierta esperanza de modernización? ¿Que entre los obispos actuales hay alguno que pueda arrojar alguna luz en el oscuro y triste camino de los fieles? Pues no. Por fortuna para los afectos a la época de las cavernas, los obispos se han encargado de extirpar patologías a la vez que dejan claro el ideario de la casa: no al sacerdocio femenino (qué enrollados, estos tipos), no a las uniones homosexuales (al matrimonio, horror, ni mentarlo, claro), no a las absoluciones colectivas (¿has pecado? Pues jódete). Ser homosexual es pecado, igual que abortar o practicar la eutanasia. Masturbarse también los es. Como fornicar, aunque tranquilos, en este caso aún hay una posibilidad: si se fornica dentro del matrimonio y con finalidades reproductivas, está bien. Lástima que fornicar así inhibe la líbido de ambas partes.
Qué negro panorama, hermanos, hermanas. Claro que, siguiendo el ejemplo de la Curia, siempre nos queda entregarnos con entusiasmo al robo de obras de arte en Tierra Santa. Lástima no haberlo sabido un poco antes, porque nos podríamos haber montado unas vacaciones de Pascua de lo más alternativo.
Feliz último día de fiesta, visitantes.

7 comentarios:

Revdo Jesus Was a Good Boy dijo...

¡Amen lovely sister! ¡Amen!
Os invito a todos, especialmente a todas a nuestra parroquia. Aleluya.

¡Jesus! sufrió, nosotros sufríamos esclavitud y rechazo. Nuestros hermanos colgaban de los árboles, sus ojos no veían la cruz ardiendo, oh Lord.

!Jesus! hablaba del paraiso, bienaventuranzas, caridad, amor... Nos daba ánimo, un motivo para cantar con alegría, full your heart with the joy of the Lord, Amen.

¡Jesus! fue perseguido, no un perseguidor. Vosotras, chicas, perseguidme, si queréis. Perseguid al extremadamente funkie Reverendo Jesus_Was_a_Good_Boy en su parroquia. Amen

cristian dijo...

Pues, el concepto de vacío es importantísimo en la metafísica asiática. Como decía marzabul, las circunstancias condicionan, no creo hasta el punto de suprimir del todo la libertad en plan determinista, (excluyendo el azar incluso), pero si el cristianismo se hubiera desarrollado en India, lo más seguro es que no hubiera podido dejar de referirse al vacío.

En fin

Anónimo dijo...

Me acaba de entrar una duda horrorosa: estoy leyendo el blog de Care Santos o el blog de Ramoncin???

Querida Care, sabes y puedes hacerlo mucho mejor.

Besos

Anónimo dijo...

Me acaba de entrar una duda horrorosa: estoy leyendo una crítica de anonymous o de Ramoncin???

Querido anonymous, sabes y puedes hacerlo mucho mejor.

Besos

Anónima de las 9:59 dijo...

Qué puedes esperar de un Papa que se parece tanto al Emperador de la saga Star Wars, que da... ¡mucho miedo!

Mazarbul dijo...

a LA iGLESIA LE HACE FALTA UN CAMBIO, PERO LA DOMINAN SIEMPRE LOS MÁS CARCAS, QUE SON LOS QUE GANAN (RATZINGER Z). SE HAN CONVERTIDO EN SU PROPIA CARICATURA. LO PEOR ES QUE HAY GENTE QUE PIENSA Y CLARO, LA LARGAN, EXCOMULGAN, ETC... NO QUIEREN DISIDENTES, NI SIQUIERA ENTRE LOS FIELES, Y DIME TU QUÉ TANTO POR CIENTO DE CREYENTES SIGUEN AL PIE DE LA LETRA LAS RECOMENDACIONES SOBRE SEXO, ABORTO, EUTANASIA, MASTURBACION Y DEMÁS, PUES POCOS.IMAGNAOS CUANDO TENIAN PODER, PA ECHARSE A TEMBLAR

- dijo...

No sé yo el tanto por ciento real. La doble moral es muy elevada, merecería otra estadística.