6 de enero de 2006

The Three Wise Men


¿Dónde están los Reyes Magos? Sus reliquias, guardadas en ese sarcófago de oro, están en la catedral de Colonia (Alemania) que, por cierto, fue construida especialmente para albergarlas. Hay una leyenda suculenta que relaciona la construcción de esa catedral con el Diablo pero no os la explico porque detecto mucho escritor por aquí y esa es materia que estoy novelando yo.
Esa foto tan mala (perdonad, pero había muy mala iluminación y no dejaban usar flash) es de este verano, de cuando estuve en Colonia cubriendo para la revista Yo dona los encuentros internacionales de la Juventud de Benedicto XVI. Pura ciencia ficción para una atea quasi apóstata como yo. En fin.
¿Han sido generosos The Three Wise Men?

4 comentarios:

ferrancab dijo...

Parece que ante las dudas teológicas suele imponerse una tozuda realidad. Los presentes reales en un sarcófago de oro... No podía ser de otra manera creo. En éste mundo (consumista, capitalista y tantos otros blas) los reyes no pueden portarse mal si sabes que debes pedir. Creo yo, vaya.

cristian dijo...

Pero aquí sólo debería estar Melchor, ¿no? Melchor trajo oro, pues eso. Gaspar incinerado y Baltasar encofrado en mirra para que le mirren (chiste malo, muy malo).

Creo que es más rápida la excomunión que la apostasía. Miremos por este camino.

¿El caballero de Olmedo es quién supongo? Quizás conozca a los XTC, un trío británico cuya discografía comienza a finales de los 70. Una vez editaron un single como si fueran otro grupo, se pusieron el nombre de "The Three Wise Men".
It's true. Paraula d'Stone.

Interesante lo del Diablo y la Catedral de Colonia. Care, ¿lo enlazarás con la historia del último párrafo del 2005-primero del 2006?

Ferran, no creas, no siempre es fácil saber lo que se debe pedir. El Rey, para eso está, por su saber, debería ayudar.
Un ejemplo: a veces no puedo decidirme entre un bourbon o un gimlet. Le pido consejo al bar-man, -rey de las copas-, y me trae una cerveza.
Mejor me hubiera parecido una ginebra o un coctel con alguna parte de bourbon. Se lo hago saber. Me pregunta qué prefiero: el cóctel o la ginebra. "La verdad, no lo sé, ¿qué me aconsejas?" Dice: ya lo tengo. Se va.
¿Qué será bourbon, coctel con bourbon, gimlet, ginebra?

Regresa con una cerveza.

Caballero de Olmedo dijo...

Supone vuecencia bien, maese Cristian. Yo soy quien tú supones que soy. Con respecto a los XTC, me temo que se me escapan de mi espectro musical. Yo me especializo en música electrónica (Depeche Mode —en sus buenos tiempos, no la m***** que hacen ahora—, Apoptygma Berzerk, VNV Nation, Prodigy, Underworld...podría seguir ad infinitum).
Un abrazo.

Care dijo...

Ferran: El sarcófago en cuestión incita a las dudas teológicas, desde luego.
Cristian: Muy bueno lo del barman. ¿Lo ves, lo ves? ¡Abre tu blog YA!
Y sí, la historia de la catedral de Colonia enlaza con los párrafos que viste, pero es un capítulo anterior, que escribiré más tarde. ¿Me explico?