31 de marzo de 2006

Guía de hoteles inventados

Las dos veces que he cenado con Óscar Sipán en los últimos dos años hemos terminado hablando de un proyecto en el que estaba trabajando junto con el ilustrador Óscar Sanmartín: una preciosa e imaginativa Guía de hoteles inventados cuyo original —maravillosas ilustraciones incluídas— pude ver el jueves por la noche. Lo presentaron al único concurso para álbumes ilustrados no infantiles que existe en España (lo convoca la Diputación de Badajoz). Se fallaba ayer. Nos pasamos el día pendientes del fallo, y de Óscar. A mediodía recibí un mensaje suyo: Estamos entre los 5 finalistas. El fallo era a las diez de la noche. A las 22.03, recibí otro mensaje. Hemos ganado.
La noticia se publica hoy en El Periódico de Extremadura. Podéis leerla aquí.
Enhorabuena, óscares.

3 comentarios:

Matías dijo...

Suena de puta madre, la verdad, lo de los hoteles inventados.

Calíope dijo...

yo conocía a Sipán de los premios de relato corto, que suele ganar con frecuencia. me leí de él el relato "Luces de Galibo", ganador del Gran Café, y también el del teatro ambulante Tramasaguas, que obtuvo mención en el premio Multicaja, y se editó en un libro con el cuento ganador (de Juan Jacinto Muñoz, otro que se lleva todos los premios) "el desván de Thomas Carlyle", un relato excelente este úlitmo, a la altura de los grandes del género fantástico.
Creo que Sipán tiene un gran futuro, aunque todavía no sea conocido (lo que parece mentira, cuando ya tiene varios libros publicados y muchos premios detras, ¿para qué sirven los premios?)
otro autor de relato premiado y que me gusta mucho es ricardo menéndez salmón, muy poético, con fuerza.

Sergi dijo...

Gracias por las pistas, me lo apunto, me encanta descubrir a "nuevos" valores.

Por cierto, tiene que ser un gustazo vivir casi en directo y compartir esa alegría y recompensa (de las intangibles y rentables). Un amiguete mío ganó un premio por un libro de relatos y aunque me falta mucho aún (sobre todo sin Vera), sentí algo que se debe parecer mucho al orgullo paterno (aunque la criatura me da sopas con onda -¿va sin hache, no, o con hache, como las "honda" japonesas, por eso de salir lanzadas...-? :-P y camina solita).